miércoles, febrero 10, 2016

PREGUNTAS FRECUENTES DE LA TERAPIA PSICOLÓGICA

1-¿Una terapia es siempre larga?

Una terapia no necesariamente tiene que ser larga. Dependerá de muchos factores, como el tipo de problema o si hay más de uno, el tiempo que hace que se mantiene, la confianza en el cambio, la confianza en la psicología, la capacidad de introspección y  la implicación de la persona en la terapia, entre otros.
Pueden haber muchos motivos de consulta. Algunos pueden ser dudas puntuales en algún tema (ej: laboral o de pareja) que con muy pocas sesiones se pueden resolver. Otros pueden formar parte de un trastorno psicopatológico y entonces su tratamiento puede ser largo.
Cuando decimos “largo” no nos referimos a una cuestión de años sino que con unos meses puede quedar resuelto.

2- ¿Es muy caro ir al psicólogo?

Es algo que se estima con el psicólogo al que acudes, algunos toman en cuenta si eres estudiante, o si no cuentas con algún trabajo. Pero en general se supone que no represente un gasto excesivo en tu vida. 

3- ¿Cuántas veces tengo que ir?

El número de sesiones de penderá de muchos factores. La mayoría los hemos comentado en la primera pregunta. 

4- ¿Cuánto dura una sesión?

La duración de una sesión depende del enfoque y del psicólogo que visitas, pero van de 45 minutos a 1 hora. 

5- ¿Sólo hablo yo en la terapia? 

En general se establece un diálogo, pero dependerá de la problemática y de las características del paciente. En las sesiones de evaluación habla más el paciente y en el resto puede haber muchas sesiones en donde el psicólogo interviene más que el paciente.

6- ¿Es normal tener vergüenza por ir al psicólogo?

Es muy habitual. La mayoría de personas evitan ir al psicólogo a pesar de necesitarlo, ya que aún hay muchos prejuicios sociales. Aún está mal visto ir al psicólogo y mucha gente no explica que acude. En las primeras sesiones muchas personas están nerviosas porque sienten vergüenza por los motivos de consulta y por no ser capaces de resolverlos. Son errores importantes que se han de afrontar. Es importante  plantar cara a los tabúes, aceptar la vergüenza y romper el hielo viniendo a la primera visita. La confianza con el psicólogo eliminará la vergüenza y la ansiedad en las siguientes visitas.

7- ¿Sólo se habla del pasado y de los traumas?

En nuestra orientación no trabajamos exclusivamente en el pasado, sino en el presente y el futuro. A pesar de esto necesitamos evaluar muchos aspectos del pasado para entender pensamientos, emociones y conductas del presente y así poder modificarlas haciéndolas más adaptativas.
No es necesario que hayamos sufrido traumas para tener problemas psicológicos.

8- ¿Qué diferencia hay entre un psicólogo y un psiquiatra?

La principal diferencia es que el psicólogo no puede recetar porque no es médico y el psiquiatra en cambio, sí. El psicólogo suele ser más experto en las terapias ante los trastornos mentales no severos. Mientras el psicólogo utiliza el diálogo y la reestructuración, el psiquiatra suele utilizar más la medicación para provocar la mejoría.



Si tienes más dudas y quieres concertar una cita contáctame: PSIC. ANDREA JIMÉNEZ PREVIA CITA