lunes, febrero 22, 2016

¿Ir a terapia, yo?

"No lo necesito", "prefiero desahogarme con una amigo" o "están más locos que uno" son algunos de los argumentos que suelen dar las personas cuando alguien les dice: "Necesitas ir a terapia". Porque, como afirma Daniela Tempesta en su blog, "buscar la ayuda de un profesional de la salud mental, sigue siendo un tema bastante estigmatizado".
"Seamos realistas: las personas prefieren hablar sobre las visitas a su ginecólogo, su guía espiritual o incluso su ex, antes de reconocer que ven a un psiquiatra", sostiene la psicoterapeuta, quien agrega que aunque tiene clientes que se sienten orgullosos de estar en terapia, otros salen de su consulta  profundamente avergonzados.
"Dicen que buscar mi ayuda los hace sentir avergonzados, indulgentes o débiles. Es como si necesitar terapia fuera una señal de su fracaso como seres humanos", revela.
Sin embargo, según la especialista -quien por más de 10 años ha trabajado con adolescentes y adultos en temas como baja autoestima, depresión, ansiedad y relaciones de pareja, entre otros- existe una gran verdad: todos, sin excepción, necesitan terapia.
"Ninguno de nosotros somos completamente racionales u objetivos. Hay algunas cosas que simplemente no podemos ver con nuestros propios ojos. Incluso cuando mejor nos conocemos, si las pasiones son fuertes, podemos comportarnos mal", asegura.
El problema,  es que las personas tienden a ver la terapia como el último recurso, algo reservado sólo para los momentos más oscuros.

¿Quieres mayor informaciónComunícate conmigo, estoy para escucharte Psic. Lucero Peña

Referencia: 
Www.emol.com