martes, febrero 02, 2016

¿Nuevo tipo de psicoterapeuta?

Posmodernidad y Psicoterapia 

La palabra «posmoderno» generalmente se refiere tanto a una época histórica (la actual), como a un movimiento en las artes y a una corriente crítica en la aca- demia, especialmente en las disciplinas sociales y la filosofía. Como movimiento filosófico, el posmodernismo ha cuestionado la naturaleza del conocimiento y seña- lado las limitaciones de la epistemología positivista para el estudiar y comprender la experiencia humana. Una de sus propuestas es que la identidad no es algo fijo, sino que está en constante creación y revisión dentro de una red de relaciones y conversaciones con otras personas. Anderson (1997) considera que es más importante pensar en el posmodernismo como una crítica que como una época y enfatiza que no se trata de un modelo terapéutico, sino de un movimiento filosófico que incluye muchas propuestas distintas, como las de Mihail Bakhtin, Jaques Derrida, Michel Foucault, Jean-Francois Lyotard, Richard Rorty y Ludwig Wittgenstein, entre otros. 


Friedman (1996) llama a los terapeutas que trabajan desde estas perspectivas «terapeutas constructivos» y los describe de la siguiente manera: 

«Los terapeutas constructivos:
  • Creen en una realidad construída socialmente.
  • Enfatizan la naturaleza reflexiva de la relación terapéutica en la que el cliente
    y el terapeuta co-construyen significados mediante el diálogo o la conversación.
  • Se mantienen empáticos y respetuosos ante el predicamento del cliente y
    cree en la capacidad de la conversación terapéutica para liberar aquellas voces e historias que han sido suprimidas, ignoradas o no tomadas en cuenta previamente.
  • Se alejan de las distinciones jerárquicas hacia una oferta de ideas más igualitaria en la que se respetan las diferencias.
  • Co-construyen los objetivos y negocian la dirección de la terapia, colocando al cliente en el «asiento del conductor», como experto en sus propios predicamentos y dilemas
  • Buscan y amplifican las habilidades, fortalezas y recursos y evitan ser detectives de la patología o verificar distinciones diagnósticas rígidas.
  • Evitan utilizar un vocabulario de déficit y disfunción, reemplazando la jerga de la patología (y la distancia) con el lenguaje cotidiano.
  • Están orientados hacia el futuro y son optimistas respecto al cambio».
    (Friedman, 1996, p. 450-451, traducción de la autora) 
No es que haya un nuevo tipo de psicoterapeutas o terapeutas, sino que a medida que avanzan las investigaciones, se encuentra con enfoques como las terapias posmodernas que se centran en el cliente y en el diálogo, por lo tanto se cambia la perspectiva con respecto al proceso. 


¿Te interesó? puedes contactarme para comentarios o dudas Psic. Lucero Peña 

Referencia: Tarragona, M. (2006). LAS TERAPIAS POSMODERNAS: UNA BREVE INTRODUCCIÓN A LA TERAPIA COLABORATIVA, LA TERAPIA NARRATIVA Y LA TERAPIA CENTRADA EN SOLUCIONES Psicología Conductual, Vol. 14, No 3, 2006, pp. 511-532